>>
Top blogs de Bolsa Leer RSS blogs de Bolsa Recursos de Bolsa y Finanzas para Bloggers
Pidelo Ahora Gratuitamente
Categorias >
 
- Bolsa
- CFD
- ETF
- Finanzas Personales
- Forex - Divisas
- Foros de bolsa
- Otros
- Warrants

ver ficha del blog
ver rss de twitter
ver rss del blog
ver rss del blog
ver rss del blog
:(estas viendo la Feed ampliada)
Noticias de : Baile de Números
Los Mercados Financieros situados en perspectiva
bb El CFNAI y las dudas de la recuperación
22 Mar 2010
Hoy hemos conocido el dato del mes de febrero del CFNAI que ha descendido hasta -0,68 y ha vuelto a sembrar las dudas sobre la recuperación económica en USA. Este es uno de los indicadores macro que mejor ha marcado las etapas de expansión y recesión económica durante las últimas décadas. Está compuesto por 85 indicadores agrupados en cuatro categorías: producción industrial, empleo, consumo y ventas, todas ellas ajustadas por inflación y es publicado mensualmente por la FED de Chicago. Según el propio cálculo de la FED, el indicador se modela utilizando una media móvil simple sobre un periodo de tres meses para eliminar parte de la distorsión producida por la alta dispersión de los datos y como referencias utiliza valores inferiores a -0,7 para marcar recesión y +0,2 para indicar fuerte expansión económica. Por lo tanto, el indicador pasando por encima de -0,7 pero sin superar el +0,2 nos indicaría el fin de la recesión pero con un crecimiento aún débil, es precisamente donde nos encontramos ahora tras el último dato con una media de los últimos tres meses de -0,39 desde el -0,13 anterior que ha puesto un poco más de sombras sobre la recuperación. A pesar del empeoramiento del ratio, hay que recordar que este indicador es muy volátil y que sigue en clara tendencia positiva, por lo que habrá que esperar los datos de los próximos meses para confirmar si sigue mejorando o aumentan las posibilidades de una recaída. Además hay que tener en cuenta, como ocurre con la mayoría de indicadores macro, que en cada nueva publicación se corrigen los datos anteriores incluso de los últimos 5 meses aunque en la mayoría de ocasiones se diferencian por pocas décimas y el uso de las medias móviles hace que los cambios no sean drásticos. En el gráfico podemos ver la evolución del indicador junto a la cotización mensual del S&P 500 desde 1967. Las zonas verdes representan los periodos en los que el indicador subió desde más abajo de -0,7 hasta superar el +0,2 y no volvió a perder el -0,7. Como podemos ver, el indicador perdió el -0,7 en febrero de 2008 y de momento no ha vuelto a dar señal clara de recuperación, aunque el solo hecho de superar el -0,7 nos haya indicado que la recesión ha sido dejada atrás y así lo han descontado los mercados.
bb Un gráfico de cabecera
24 Feb 2010
Durante las últimas semanas los mercados nos están recordando que debemos estar preparados para lo peor, no tanto por que vaya a ocurrir con certeza un desplome continuado de las acciones si no por la posibilidad de que retorne cierta inestabilidad y con ella un aumento de la volatilidad. Después de meses de mejora en indicadores macroeconómicos claves, las dudas sobre su futura evolución y el temor al traslado del centro de la crisis a las economías gubernamentales está provocando que muchos cuestionen las subidas en vertical desde los últimos mínimos relativos.
En resumen, parece que el inherente riesgo ha vuelto a hacer acto de presencia en los mercados a pesar de que siempre estuvo aquí y para que lo tengamos presente no vamos a hacer referencia a los clásicos métodos matemáticos estadísticos como el CAPM (Capital Asset Pricing Model) o el VaR (Value at Risk), ambos métodos injustamente defenestrados por la actual crisis ya que éstas son solo herramientas de gestión y el error ha sido de los gestores que las han utilizado indiscriminadamente, si no que vamos a ver el riesgo desde un prisma mucho más sencillo y que en mi modesta opinión deberían utilizar todos los asesores financieros que se enfrentan a un nuevo cliente sin experiencia en bolsa, en lugar de repetir la doctrina de que a largo plazo siempre se gana sin mayores consideraciones.
En el primer gráfico podemos observar las variaciones mensuales del Dow Jones (DJI) a lo largo de su historia y muestra a simple vista el concepto de riesgo de mercado, sin tener que hacer ningún análisis de probabilidad matemática ni de escenario futuro. Es en esencia una imagen de lo que puede ocurrir y a lo que debemos estar preparados si no hacemos uso de una gestión básica tanto monetaria como de riesgo. Para finalizar, en la tabla inferior podemos ver una pequeña estadística de los datos mensuales del DJI ordenados de menor a mayor rendimiento medio, donde se incluyen los máximos y mínimos mensuales para cada año.
bb Diferencial de tipos de interés
2 Feb 2010
Uno de los indicadores más efectivos que existen a la hora de anticipar la dirección futura de la economía es la pendiente de la curva de tipos de interés. En un escenario de crecimiento económico sostenible, la curva de tipos debería presentar una pendiente positiva, reflejando un tipo de interés sensiblemente más alto para los plazos largos que para los de plazo más corto, por coherencia con el riesgo de cada activo ya que en la renta fija aumenta con el tiempo. Sin embargo a lo largo de la historia se han producido aplanamientos de la curva e incluso pendientes negativas y siempre que ha ocurrido este fenómeno durante un determinado número de meses consecutivos el resultado posterior ha sido una crisis o como mínimo un empeoramiento de los ratios económicos. Por lo tanto, el diferencial de rentabilidades a largo y corto plazo nos puede aportar mucha información y lo más importante es que habitualmente este indicador se adelanta a los movimientos de los mercados financieros como así ocurrió en 2007. Para el cálculo del diferencial, habitualmente se utilizan los rendimientos de los bonos a 10 años y a 3 meses, pero en esta ocasión voy a hacer una pequeña modificación con los tipos de corto plazo utilizando el precio de los fondos federales de la FED del interbancario, ambos datos como promedios mensuales y los compararé con el S&P 500 desde 1962.
En el gráfico se aprecia claramente como la continuidad de un diferencial de tipos negativo predice perfectamente la siguiente tendencia de los mercados. Durante la burbuja tecnológica, en pleno auge del mercado, el spread negativo comenzó en mayo del 2000 cuando el S&P 500 cerraba en los 1421 puntos, muy cerca del máximo en cierres mensuales de agosto. En julio de 2006 el diferencial volvió a ser negativo durante 19 meses consecutivos y el resultado final fue la segunda mayor caída de la historia. Incluso antes de la famosa crisis del petróleo de 1973 el diferencial de tipos negativo comenzó en marzo, 7 meses antes del estallido que hizo caer al S&P 500 cerca del 50% desde los máximos previos. De todas las crisis vistas hasta ahora desde 1962, la única en que los diferenciales de tipos no fueron capaces de avisarnos fue la del Crash de 1987.
Una consideración a tener en cuenta, es que actualmente, con los tipos de interés tan bajos, hay cierto miedo en el mercado al inicio de las subidas por parte de los bancos centrales ya que se tiende a pensar que las subidas de tipos son malas para el mercado de acciones. Aunque históricamente ha habido periodos en la que las subidas de tipos han afectado negativamente a las cotizaciones, no tiene por qué ser así necesariamente siempre y cuando la economía tenga la capacidad de asimilar la subida mediante una inflación moderada y un crecimiento estable. Por eso, en lugar de temer una subida del precio del dinero es más efectivo evaluar el diferencial de tipos ya que éstos son independientes del precio del dinero y nos aporta la verdadera información que el mercado nos lanza sobre sus expectativas de crecimiento.
A nivel operativo, el spread de tipos puede ser utilizado como generador de señales de compra y venta, siempre pensando en carteras de muy largo plazo. Cerraríamos las posiciones de renta variable (total o parcialmente) cuando éste pasa a negativo de forma continuada durante un periodo de 6-9 meses y suele indicar excelentes señales de compra cuando vuelve a pasar a positivo de manera consecutiva durante un periodo entre 12 y 15 meses.
bb Small Caps y rentabilidad
19 Jan 2010
A la hora de confeccionar la composición de nuestras carteras es habitual que nos recomienden incluir Small Caps, ya que existe la convicción por parte de muchos gestores que este tipo de activos aumentarán la rentabilidad global de nuestras posiciones sin un excesivo aumento del riesgo debido a la baja correlación respecto a los índices generales. Si bien es cierto que a corto plazo podemos observar bajas correlaciones relativas en las empresas de pequeña capitalización, a largo plazo las correlaciones tienden a aproximarse a 1. Es más, pueden tener una baja correlación pero una peor rentabilidad de forma global. Como suele ser normal, la toma de decisión de incluir las Small Caps debería responder más a criterios de oportunidad que a simples motivos generales sin antes un pequeño análisis de situación. Para ilustrar este concepto, vamos a ver la evolución de los principales índices de pequeñas compañías en los mercados desarrollados (Estados Unidos, Japón y Europa) y los vamos a comparar con los índices generales de cada mercado, observando la diferencia de rentabilidad, por exceso o por defecto desde 1993. Para el mercado americano utilizaremos el Russell 2000 frente al S&P 500, para el mercado japonés el MSCI Japan Small Caps frente al MSCI Japan y para Europa el DJ Stoxx Small Caps 200 frente al DJ Stoxx 50. En la última tabla podemos ver las rentabilidades anuales de cada índice y el diferencial de rentabilidad, siendo positivo (verde) si es a favor de las Small Caps y viceversa. Lo primero que llama la atención es que se desmiente que las Small Caps sean una buena idea de inversión por sí mismas, ha habido muchos periodos en que su rentabilidad ha sido sensiblemente inferior a la de los Blue Chips. Lo segundo más destacable es que, en los tres mercados analizados, parece existir un ciclo o momento idóneo donde comprar los índices de Small Caps pensando en el largo plazo y éste momento es posiblemente después de varios años de peor rentabilidad ya que posteriormente han batido a los grandes índices con creces. Si aceptamos esta conclusión como válida en función del proceso de reversión a la media, podemos ver intuitivamente en los gráficos como en los mercados americano y europeo la situación actual, en términos de largo plazo, aparece como neutral, mientras que en el mercado japonés cabría la posibilidad de que en los próximos años las Small Caps tengan un mejor desempeño. Por último, aclarar que los datos para el año 2010 están actualizados hasta el cierre del pasado viernes, 15 de enero.
bb El ratio Put/Call y su utilidad
10 Jan 2010
Durante la semana pasada, la media exponencial de diez sesiones del ratio Total Put/Call sobre el mercado americano publicado por CBOE, se ha situado en la cota más baja desde enero del 2006. Habitualmente este ratio se sigue como indicador de la teoría de opinión contraria, junto a otros indicadores de sentimiento como las encuestas, basándose en que valores bajos corresponden con momentos de optimismo extremo, lo que aumentaría sensiblemente las probabilidades de una severa corrección en los mercados. Efectivamente, el dato del viernes pasado se situó en 0,74 y en teoría nos debería alertar sobre un aumento del riesgo, pero como podemos ver en el gráfico de largo plazo esta afirmación deberíamos, al menos, ponerla en duda. Los motivos pueden ser meramente técnicos, como que el ratio incluye tanto las operaciones de compras en el contado como de cobertura, o motivos de coyuntura de mercado. En marzo del año 2000 el ratio alcanzó el valor de 0,43, mientras que durante el gran mercado alcista del 2003-2007 se registraron valores claramente inferiores al actual y no por ello se produjeron bruscas caídas, más bien se produjeron ligeras pérdidas a corto plazo que fueron remontadas posteriormente. Sin menospreciar la importancia del ratio, que la tiene, es cierto que existe una alta correlación con las bolsas, pero debemos recordar que la correlación no implica que las dos variables se muevan exáctamente con la misma fuerza. Por lo tanto, debemos considerar el ratio Put/Call como un valor relativo y que debe ser analizado junto con otros indicadores y sobre todo con el precio de los índices, ya que no podemos delimitar rotundamente valores que nos alerten de posibles suelos y techos de mercado.
bb Intentando superar al Índice
15 Dec 2009
De una manera o de otra, todos necesitamos un referente a la hora de valorar la evolución de nuestras carteras y los grandes Índices nos sirven para enorgullecernos y contarlo en todos los foros cuando lo batimos y a buscar miles de excusas cuando no somos capaces de superarlo. Con la llegada de los ETF se ha abierto un gran abanico de posibilidades para los inversores y un aumento de los adeptos a la indexación de carteras que simplifica la selección de activos y reduce los costes de transacción, mientras que en el lado opuesto están aquellos que aspiran a batir al Índice y para ello deben hacer una selección individual de valores. Para echar un poco más de leña al fuego sobre la eterna discusión de cual de las dos estrategias es mejor, vamos a realizar un pequeño ejercicio de varias carteras con valores de casi todos los sectores cotizados en el IBEX-35 comparadas con el propio Índice. La primera cartera (INDEXADA-8BC) estará compuesta por 8 de los valores de mayor capitalización (TEF, SAN, BBVA, IBE, ITX, REP, POP y GAS) ponderándolos igual que en el Ibex según los datos que publica la Sociedad de Bolsas, pero normalizando los valores hasta sumar el 100%. La segunda cartera (EQUIPONDERADA-8BC) tendrá los mismos valores pero con una ponderación del 12,5% cada una. La tercera cartera (EQUIPONDERADA-6MC) estará compuesta por valores que ponderan menos del 1% en el Ibex-35 y que podríamos considerar Medium Caps (GAM, BKT, FCC, IDR, BTO y REE) con una ponderación igualitaria del 16,67% cada una. Para este estudio vamos a establecer el periodo 2002-2009 y veremos los resultados anuales y acumulados expresados como puntos porcentuales de diferencia respecto al Ibex-35. Como aclaración diré que la selección de valores ha estado condicionada por dos criterios, primero que todos hayan permanecido dentro del Ibex en el periodo temporal analizado y el segundo que representen una distribución sectorial lo más ajustada posible. Por último recordar que los precios utilizados son con los descuentos de dividendos al igual que el Índice.
Lo primero que llama la atención es que la cartera Indexada-8BC ha tenido un comportamiento claramente peor que el Índice a largo plazo. La explicación es que durante el periodo 2002-2006 las empresas de mediana capitalización tuvieron un comportamiento mucho mejor que los Blue Chips. Sin embargo en los últimos 3 años ha sido la única cartera capaz de batir al Ibex. La cartera Equiponderada-8BC es posiblemente la más decepcionante ya que ningún periodo largo ha sido capaz de batir al Índice. Por su parte, la cartera compuesta por los valores de “segunda fila” Equiponderada-6MC ha batido al Ibex-35 hasta 2008 pero el decepcionante comportamiento en 2009 ha hecho que su rentabilidad acumulada en muchos periodos de largo plazo haya caído sensiblemente. ¿Y la conclusión?. Pues la primera es que batir al Índice de forma consistente (perdurable en el tiempo) es realmente difícil, la segunda es que en el caso de conseguirlo mediante valores de mediana o pequeña capitalización puede reportarnos grandes beneficios aunque la elección del momento adecuado es crítica, la tercera conclusión es que se confirma la teoría de la alternancia entre las grandes y pequeñas compañías en función del ciclo económico y la cuarta es que la elección de valores es una tarea compleja pero apasionante. Habrán muchas más conclusiones, que cada uno saque la suya.
bb Sectores y rotación de carteras
1 Dec 2009
Después del fuerte movimiento alcista desde los mínimos de marzo de este año con extraordinarias rentabilidades, los índices han entrado en una nueva fase de estancamiento y aunque algunos índices han conseguido nuevos máximos relativos, otros muchos están claramente por debajo de ese nivel. Nos encontramos en un momento en el que las dudas sobre el crecimiento de la economía global parecen haber hecho acto de presencia después de una primera reacción explosiva al alza como respuesta al pánico vendedor. Es posiblemente un buen momento para evaluar la composición de nuestras carteras y preguntarnos si esperamos un crecimiento sostenido y fuerte de la economía o bien un escenario de crecimiento lento y en función de la respuesta seleccionar los mejores valores o sectores. Para tener una mejor visión de la situación vamos a ver como se han desarrollado los diferentes índices del DJ STOXX Supersectors de Europa. En el primer gráfico podemos ver el actual movimiento alcista desde los mínimos de marzo hasta el cierre de noviembre y en el segundo gráfico la caída desde el 31 de diciembre del 2007 hasta los mínimos del 9 de marzo del 2009. Como se pone de manifiesto claramente los 5 mejores sectores desde los mínimos (Bancos, Recursos Básicos, Aseguradoras, Servicios Financieros y Construcción & Materiales) han sido los que más cayeron durante la crisis y aunque la simetría no es exacta si se aprecia como en general se cumple la regla de proporcionalidad. A pesar del claro liderazgo del sector financiero desde marzo las dudas surgen con el comportamiento de los últimos tres meses que podemos ver el en tercer gráfico, donde se pone de manifiesto que los sectores más defensivos (Farmacéuticas, Telecomunicaciones, Alimentación) han tenido un mejor comportamiento, con la excepción de las Utilities, lo que podría llevarnos a la conclusión de que los gestores han iniciado una rotación es sus carteras. Para concluir destacaría el buen comportamiento del sector Recursos Básicos, incluido el último trimestre, apoyado por la constante devaluación del dólar y el empuje de la demanda de China.
bb Pequeños inversores y dirección de mercado
23 Nov 2009
Una de las encuestas más seguidas en el mercado es la que proporciona la AAII (American Association of Individual Investors) que se publica semanalmente sobre la opinión a corto plazo de los inversores particulares miembros de la asociación. Tradicionalmente sus respuestas han sido utilizadas como medidor de opinión de las llamadas “manos débiles” o pequeños inversores, entendiéndose que éstos habitualmente están en el lado equivocado del mercado, aunque no siempre es así. Con el rally de los últimos 8 meses en la Renta Variable, cabría esperar que el sentimiento de los pequeños inversores fuera positivo, casi eufórico, pero no lo es. Los datos desde marzo revelan un claro pesimismo a pesar de las extraordinarias revalorizaciones de las acciones que en algunos mercados emergentes ya superan ampliamente el 100% durante 2009. Si aceptamos los datos reflejados en esta encuesta como válidos para aplicarlos a todos los pequeños inversores, tendríamos que afirmar que (como muchos expertos indican) este rally ha sido aprovechado mayoritariamente por los grandes especuladores y que los particulares se han quedado rezagados y sin capacidad de reacción para aprovechar el tirón desde marzo. Solamente durante los 3 últimos meses ha habido una mejora en el flujo de capitales hacia la renta variable por parte de los pequeños ahorradores, si es así, los próximos meses pueden ser claves para confirmar si entramos en un periodo de distribución o por el contrario, como sugiere el gráfico, nos queda subida para bastantes meses más.
bb Trabajo temporal y desempleo
10 Nov 2009
La semana pasada se daba a conocer el dato del desempleo en USA y, aunque no hubo sorpresas, por primera vez desde 1982 la tasa se situó por encima del 10%, en concreto en el 10,2%. La cifra en sí misma es una mala imagen de la realidad, ya que hoy en día casi nadie se cuestiona la veracidad del dato, pero para nuestro estudio es válido, al menos por comparación con la serie histórica. En los medios de comunicación hemos podido ver y oír a los políticos y dirigentes mundiales como apelaban al retraso que acompañan los datos del desempleo respecto a la actividad económica con el fin de que los ciudadanos les concedamos más confianza a sus promesas de recuperación. Hace meses publiqué un artículo en el que demostraba ese evidente retraso que acumulan los datos del desempleo respecto a la evolución de los índices bursátiles y si bien es cierto que es fácil de comprender el desfase, también es cierto que el retraso es variable y de impredecible duración. Por ello hoy vamos a volver a comparar los datos del desempleo pero en esta ocasión frente al número de trabajadores temporales. Por todos es sabido que los temporales son los primeros en abandonar las empresas cuando éstas quieren recortar gastos derivados de la caída de la demanda y por el contra suelen ser también los primeros en ser contratados cuando la demanda repunta, en detrimento de contratos más estables. La semana pasada la BLS hizo pública la tasa del 10,2% pero también publicó que por segundo mes consecutivo el número de trabajos temporales había aumentado. ¿Significa eso que el techo del desempleo está próximo? La respuesta lógica es que si, pero no sabemos cuando. En el gráfico podemos ver como en la década de los 90 el desempleo siguió creciendo a pesar de que el empleo temporal llevaba 11 meses creciendo claramente, mientras que en el año 2003 el desempleo solo tuvo 2 meses de desfase respecto al trabajo temporal. En ambos casos el trabajo temporal anticipó el techo del desempleo y ahora nos vuelve a dar la señal de que, con alta probabilidad, el techo está próximo, aunque me inclino a pensar que la evolución del desempleo será más parecida a la década de los 90 que a la del 2003 debido a la gravedad de la actual crisis. El proceso inverso es aún más claro, en las 2 últimas recesiones el trabajo temporal cayó bastantes mese antes de que comenzara a repuntar la tasa de desempleo. Curiosamente los índices mundiales han reaccionado al alza violentamente con el peor dato de desempleo de las últimas décadas en Estados Unidos. El próximo mes, cuando se publique la estadística, recomiendo que todos miremos el valor del trabajo temporal, nos dará una mejor pista de lo que realmente le importa al mercado. Es un excelente indicador adelantado.
bb Un movimiento de dos líneas
19 May 2009

Llevamos 11 semanas de subidas en los mercados sin apenas correcciones, las alzas en vertical están acentuando el sentimiento de desconcierto entre muchos inversores que no encuentran justificación a tanta euforia. Lo bien cierto es que normalmente después de un movimiento bajista tan extremo como el vivido, la reacción opuesta podríamos calificarla de “normal” y si aún así seguimos sin entenderla siempre podemos apelar al veredicto de que el mercado siempre tiene razón, por mucho que en ocasiones duela reconocerlo. La magnitud, primero las bajadas, y posteriormente las subidas, está siendo espectacular y nos puede servir para aprender una nueva lección en este complicado mundo de la inversión. La sincronización de los índices mundiales es, como no podía ser de otra manera, perfecta y aunque con diferencias todos han subido sensiblemente desde los mínimos de marzo. En el siguiente gráfico expongo una visión simple y rápida de la situación de varios índices (Eurostoxx 50, Ibex 35, S&P 500, Nikkei 225, Bovespa y Nasdaq 100) desde los máximos del 2007 hasta los máximos del actual movimiento alcista, en donde podemos ver la relación que guardan los precios en cierres diarios respecto a los porcentajes de subida y bajada de cada uno de los tramos, de esta forma podemos ver mejor la dimensión de los movimientos y los riesgos o beneficios que puede tener una nueva bajada a mínimos o una continuación alcista. En todo caso, el camino será largo y lleno de sorpresas, seguro.

bb Encuestas y expectativas
6 May 2009
Desde hace semanas estamos viendo como los mercados se han girado bruscamente al alza en cuanto algunos indicadores macro dieron los primeros signos de mejora (real o relativa). Mucho se ha escrito sobre la inevitable discusión de si el momento actual responde a un simple rebote o al inicio de una nueva fase alcista. Lo que es innegable es que una mejora de los datos macroeconómicos o de sentimiento económico puede ser la puerta de la recuperación y eso es lo que el mercado está descontando, el como termine nadie lo puede saber pero es un debate apasionante. Dentro de los indicadores más importantes de sentimiento económico en Europa y más concretamente en Alemania, están las encuestas de los institutos IFO y ZEW. En ambos casos se trata de encuestas para conocer tanto la situación actual como las expectativas futuras. El IFO se realiza a altos cargos de unas 7.000 empresas preguntados sobre el clima industrial, mientras que el ZEW se realiza sobre unos 350 analistas e inversores institucionales preguntados sobre la actividad económica general y los mercados de capital. En resumidas cuentas, tenemos la opinión de ejecutivos (IFO) y gestores de carteras (ZEW) opinando sobre la economía y la dirección de los mercados. Ambas encuestas tienen varios apartados y diferentes resultados según la zona geográfica por la que son preguntados, pero vamos a ver la parte que más me interesa, la diferencia entre las expectativas (futuro) y la situación actual (presente) de los índices generales. Por ejemplo, el dato del mes de abril para el ZEW muestra un valor de 13,0 para las expectativas y de -91,6 para la situación actual, de forma que el resultado para nuestro análisis es de 104,6. De esta forma podremos evaluar si, según los encuestados, el futuro se presenta mejor que el presente y lo vamos a comparar con la evolución del índice DJ Eurostoxx 50.
El primer gráfico corresponde al indicador del IFO. Las barras en verde indican mejores expectativas de futuro y en rojo al contrario. Uno de los principales motivos por los que he elegido este tema de hoy es mostrar la significativa señal bajista que la encuesta dio a partir de marzo del 2006 respecto a la evolución de los índices bursátiles. Sorprende como en plena efervescencia del mercado, donde las subidas se prolongarían durante 18 meses, la sensación de los empresarios era que las condiciones futuras serían mucho peores, el mismo resultado podemos verlo en la encuesta ZEW (segundo gráfico). Por otra parte, ambas encuestas han girado recientemente a positivo, indicándonos que la sensación es que las condiciones futuras serán mejores que las actuales. Ahora solo nos queda contemplar si esas expectativas se cumplen y lo más importante, ver si el significado es “hay una mejoría clara” o simplemente “mejoramos por que ya no podíamos bajar más”. En todo caso son buenas señales a tener en cuenta, ya que estas dos encuestas de sentimiento pueden ayudarnos en la gestión de carteras de largo plazo por haber marcado muy bien el desarrollo del mercado a medio plazo.
bb Diseccionando el Indice VIX (parte II)
29 Apr 2009
Como vimos en el anterior artículo, el índice VIX refleja muy bien el riesgo de la bolsa. En general, tendemos a pensar que sus movimientos son opuestos a los del mercado, correspondiendo máximos con mínimos, pero esto no es del todo cierto, o al menos hay que matizarlo. Todo depende del periodo que seleccionemos para hacer la comparativa ya que en muchos periodos de corto plazo podremos ver una extraordinaria correspondencia inversa, pero desde este blog me he propuesto hacer una perspectiva de más largo plazo ya que considero que este tipo de análisis nos puede aportar una visión necesaria y complementaria al día a día. El gráfico corresponde al periodo entre junio de 1998 y abril del 2009 y contrasta la volatilidad con el S&P 500 con datos diarios.

Podemos observar como la relación entre ambos es relativa, se cumple el principio de movimiento contrario ya que una caída de las cotizaciones siempre va acompañada de un aumento del riesgo. Pero el factor más importante es el principio de proporcionalidad, es decir, que aunque un nuevo mínimo del mercado provoque un aumento de la volatilidad, ésta no tiene por qué ser mayor que su máximo precedente, lo cual nos está alertando sobre un cambio en la percepción del riesgo de mercado y por lo tanto de un posible giro en la tendencia. Un claro ejemplo lo podemos ver en el último mínimo relativo del mes de marzo pasado, donde a pesar del aumento de la volatilidad desde 38 hasta 52 (movimiento contrario), el valor final fue sensiblemente inferior al máximo previo situado en niveles de 80 (movimiento no proporcional). En mi opinión, este tipo de información hay que valorarla más allá de una simple divergencia como las producidas por los osciladores técnicos a pesar de las similitudes de interpretación. No hay que olvidar que el VIX no es un índice cotizado, no corresponde a los parámetros habituales de valoración bursátil, se trata de un índice de sentimiento, de riesgo o expectativas (como queramos llamarlo) ya que mide las posiciones tomadas en las opciones del S&P 500, tanto para operar directamente sobre el como para cubrir carteras. Por otra parte, el VIX es un índice normalizado cuyo rango va de 0 a 100, de forma que sus valores absolutos debemos interpretarlos más bien como un termómetro de la situación actual. Esta es la explicación de por qué sobre el gráfico podemos encontrar multitud de “divergencias” respecto al precio del S&P 500. Por todo ello, el VIX es posiblemente una de las mejores herramientas para tomarle el pulso al mercado.

Un punto que creo interesante destacar, es como en el periodo diciembre 2005/febrero 2007 el VIX marcó mínimos haciendo suelo sobre 10, siendo este valor más bajo que el que se produjo en plena burbuja tecnológica (alrededor de 16). Este fue un aspecto muy comentado en su día y uno de los argumentos que se han utilizado para discutir la utilidad del VIX. Visto el desplome actual del mercado, creo que la discusión está zanjada y aclarada: los valores de 10 reflejaron una autocomplacencia extrema e irracional del mercado, el no-va-más, motivo por el que el VIX no acompañó con nuevos mínimos los máximos del S&P 500. ¿Se imaginan un VIX de 2, 1, ó cero? Es como si nos ofrecieran una rentabilidad garantizada del 15% sin riesgos, no huele bien.
Como indicador para incorporarlo a nuestra operativa, creo que no es conveniente utilizarlo directa o aisladamente para tomar posiciones cortas/largas. Lo que si nos indica, cuando detectamos una divergencia, es que debemos estar muy atentos a cualquier señal ya que, en términos de probabilidad, es muy posible que un cambio de tendencia esté próximo. El actual movimiento alcista iniciado a principios de marzo ha coincidido con una diferencia grande entre los máximos relativos de volatilidad indicando una disminución sensible del riesgo, lo que ha coincidido con una mejora en los indicadores macroeconómicos, especialmente en USA. Esta situación da mucha mayor probabilidad (que no certeza) a un suelo de mercado de largo plazo. Veremos como se desarrolla el movimiento.
bb Diseccionando el Indice VIX (parte I)
23 Apr 2009
El índice de volatilidad VIX se ha convertido en el mejor indicador para medir el riesgo del mercado. Fue creado en 1993 por la CBOE utilizando las opciones del índice S&P 100 y posteriormente en 2003 pasó a calcularse sobre el S&P 500. Desde sus inicios ha reflejado con bastante exactitud las expectativas de riesgo del mercado y es una herramienta básica que deberíamos incorporar a la gestión de nuestra cartera, tanto si operamos a largo como a corto plazo. A estas alturas, todos sabemos que una alta volatilidad implica mayor riesgo, pero ¿hasta qué punto?. Voy a intentar responder extrayendo los datos del VIX y analizándolos detalladamente ya que nos pueden ayudar mucho a la hora de implementar estrategias de gestión de riesgo, de forma exclusiva o incluso combinando el VIX con cualquiera de las técnicas de Money Management aplicadas al tamaño de las posiciones como la f óptima, Fixed-Fraction, % de Kelly, etc. También vamos a ver por qué decimos que valores por debajo de 20 corresponden a una volatilidad baja, aunque el resultado que arroja mi análisis es un poco diferente.

Si hacemos una análisis estadístico de los datos del VIX respecto al comportamiento del S&P 500 podemos ver como se relacionan. Para ello, vamos a segmentar el VIX en intervalos y observaremos el resultado sobre el S&P 500 separando los resultados en dos bloques, días con cierres positivos y días con cierres negativos. De la suma total de cada bloque haremos la media de los resultados para ver si el VIX refleja bien su apelativo de Indicador de Riesgo. Como podemos ver en el gráfico, la distribución de las variaciones del S&P 500 en función de la volatilidad es casi perfecta, siendo totalmente proporcionales las variaciones del mercado en función del nivel de riesgo. Evidentemente esta conclusión la hace posible el uso de las medias que nos ayudan a suavizar los resultados y están realizados en base a series muy largas, pero tenemos que tener en cuenta que a cada nuevo peldaño del VIX le corresponde una mayor desviación o incremento entre mínimos y máximos por lo que en series cortas podemos encontrarnos con variaciones que poco tengan que ver con las anteriores, especialmente en los rangos altos de volatilidad. Solo en el caso de aplicar nuestro sistema de forma continuada y persistente en el tiempo nos llevará a conseguir aproximarnos a las anteriores medias. Para reforzar la idea anterior podemos ver, en la siguiente tabla, como la desviación estándar de cada rango aumenta también como era previsible.
Por último, veamos a qué nivel correspondería una volatilidad baja, tradicionalmente el valor asignado ha sido por debajo de 20. Si miramos con detenimiento la tabla adjunta podremos ver claramente como hasta el rango de 24,99 obtenemos un promedio total de días con saldo positivo (+0,029) y el porcentaje de positivos está equilibrado con el de negativos (49,9 frente a 50,1), mientras que a partir de 24,99 entramos en saldos negativos tanto en porcentajes como en promedios. Por lo tanto, y a falta de un análisis con segmentos más pequeños o que alguien me demostrase lo contrario, me atrevería a decir que la cifra que realmente deberíamos asignar para decir que hay volatilidad baja es inferior a 25 y no inferior a 20.
A nivel estadístico, me gustaría añadir que en la serie puede haber algunas desviaciones en la parte alta de volatilidad debido a que el número de días es muy pequeño en comparación con el resto, lo que podría haber provocado que en la escala 50-59,99 el promedio total sea positivo ya que independientemente del valor del VIX la tendencia de la volatilidad es incluso más importante.
En el próximo artículo veremos como, a pesar de que el VIX y el S&P 500 suelen relacionarse de forma inversa y proporcional en muchas fases, es en los extremos de mercado cuando no cumple este supuesto atributo y cuando más información es capaz de darnos.
bb Hipotecas, diferenciales e IRPH
20 Apr 2009
Desde hace un tiempo estamos leyendo en la prensa, con cierto aire de escándalo, como a pesar de la drástica bajada del Euribor, el tipo de concesión de las nuevas hipotecas ha subido según los datos del INE. Las entidades financieras se justifican por el aumento del ratio de morosidad que ha alcanzado el 2,4% según los últimos datos del Banco De España publicados el pasado diciembre, lo que significa que ha aumentado un 229% en el último año. Durante los últimos 10 años hemos tenido una tasa de morosidad realmente baja, y sobre todo muy constante sin apenas cambios en el entorno del 0,5% pero las cosas han cambiado. Actualmente cerca del 85% de las hipotecas están referenciadas al Euribor pero otro de los referentes suele ser el IRPH que es el índice de referencia hipotecaria que consiste en el promedio de todos los préstamos (nuevos y antiguos) con duración superior a 3 años que conceden la totalidad de entidades. Habitualmente el IRPH no lleva asociado ningún diferencial a favor de las entidades o en todo caso suele ser muy pequeño, al contrario del Euribor donde las entidades además nos añaden un diferencial que teóricamente es su margen de beneficio. Como la banca siempre gana y no son tontos, hay que suponer que:

Euribor + Diferencial = IRPH ;
Diferencial (margen de la banca) = IRPH - Euribor

Por lo tanto si calculamos IRPH menos Euribor teóricamente podríamos obtener el diferencial que las entidades están añadiendo a las hipotecas referenciadas al Euribor y así poder observar su evolución. Si graficamos directamente los datos mensuales obtendremos unos datos escandalosos y realmente extraños. En esta gráfica podemos ver la relación entre la variación mensual del Euribor y la diferencia IRPH/Euribor. Se observa claramente como una bajada drástica del Euribor aumenta sensiblemente la diferencia entre ambos y a la inversa, lo cual no tiene sentido. Si bien es cierto que las variaciones del IRPH son más lentas que las del Euribor, principalmente debido a que es una media de la totalidad de los préstamos hipotecarios, la primera conclusión parece indicar que se mueven de forma opuesta con variaciones muy bruscas de los diferenciales que van desde +2,40 al +0,45%. Aplicando el coeficiente de correlación sobre las dos variables obtenemos un valor de -0,74 y aplicando la covarianza un -0,06, lo que evidencia el error. El problema de esta primera gráfica es que no es real ya que las variaciones del Euribor tardan en reflejarse en el IRPH, básicamente debido al retraso en la publicación en el BOE y también por que algunas entidades aplican valores promedio de varios meses.

Por lo tanto para poder ver con exactitud el diferencial real que las entidades están aplicando tenemos que retrasar el IRPH 2 meses hasta diciembre del 2008 y solo un mes desde enero del 2009 ya que recientemente se ha adelantado la publicación en el BOE. En la siguiente gráfica se muestra con más exactitud. Si hacemos este ajuste podemos ver como la diferencia IRPH/Euribor se ha estabilizado mucho durante la mayoría del periodo analizado y nos muestra el aumento que se ha producido realmente durante los últimos tres meses. Según este ajuste el diferencial en marzo se ha situado en el 1,686% siendo la media de todo el periodo analizado del 1,16%. Teniendo en cuenta que el IRPH recoge los datos de todos los préstamos hipotecarios es de suponer que el diferencial de las nuevas hipotecas concedidas es superior al 1,686%.
bb Dos estrategias simples pero efectivas
14 Apr 2009

Este artículo pretende demostrar que en ocasiones todos podemos tener razón aunque los argumentos sean contradictorios. En concreto me refiero a la discusión entre dos posturas diametralmente opuestas en la gestión de activos, por un lado los que promulgan que la tendencia es nuestra aliada sea cual sea su magnitud en la que compraríamos los valores más alcistas del momento y por otro los que apuestan por una gestión más racional alejada de las valoraciones excesivas que puedan llevarnos a una nueva burbuja en la que compraríamos valores infravalorados y que generalmente se comportan peor que la media. En esencia, en ambos casos los seguidores de cualquiera de las dos metodologías lo que realmente pretenden es batir al mercado aprovechándose de la supuesta ineficiencia de los precios (por exceso o por defecto) y así obtener la recompensa, que en el primer caso sería inmediata y en el segundo tardaría más tiempo en producirse.

Para poder comparar ambas estrategias vamos a comenzar con una cartera modelo inicial que puede ser discutible pero que representa bastante bien una distribución mundial estándar en función de la capitalización global. Sobre la cartera inicial vamos a aplicar las dos estrategias opuestas y compararemos los resultados acumulados. La idea de gestión es muy simple: cada semestre retiraremos 1/3 del capital de cada uno de los 2 peores activos y los añadiremos a los 2 mejores (gestión sobreponderando los mejores) y a la inversa (gestión sobreponderando los peores) y haremos la comparativa con la cartera inicial (gestión pasiva comprar y mantener) desde 1997 hasta 2008. Es importante ver que en el periodo que he elegido hay fuertes fases alcistas y bajistas ya que de esta forma es más riguroso el resultado final. Por otra parte, solo moviendo 1/3 del capital de 2 compartimentos de la cartera cada 6 meses, apenas estaremos reasignando aproximadamente el 5% de la cartera global, por lo que se puede considerar una gestión simple y poco costosa. En la tabla adjunta podemos ver un resumen de las carteras.

Sobre el gráfico de resultados podemos apreciar la evolución de las 3 carteras sobre un capital inicial de 40.000 euros. Lo primero que nos puede llamar la atención es la gran rentabilidad de la cartera donde hemos sobreponderado los activos más rentables, como era de esperar el inicio del gran movimiento alcista desde 2003 en especial de los países emergentes habría supuesto una mejora sensible de nuestros rendimientos aunque también habría que destacar el enorme riesgo que puede llevar ya que el comienzo de una tendencia bajista hace bajar muy rápidamente el capital. Lo segundo a resaltar es que la cartera de los peores también ha batido sistemáticamente a la cartera pasiva aunque de forma menos espectacular, si bien es cierto que con un riesgo menor.


Hay que decir que estas estrategias no tienen por que ser siempre efectivas, el anterior análisis se refiere a un periodo y activos concretos pero nos podemos encontrar periodos en los que nuestras estrategias fallen, si todo fuera así de sencillo batir al mercado sería cosa de niños, y no es así. Para mi la conclusión más importante es que hay que aportar una gestión activa a nuestras carteras, no es necesario ser excesivamente sofisticado ni manejar múltiples herramientas, basta con un diseño sencillo y un buen test. ¿Cual es la mejor? me temo que la respuesta la debe encontrar cada uno en función de su perfil y sobre todo del momento económico.
bb Las décadas perdidas
31 Mar 2009
¿Es el momento de entrar en el mercado?
En año y medio los principales mercados bursátiles han perdido todas las ganancias de los últimos diez años. Especialmente grave es el caso del Topix (Japón) donde hay que remontarse a 1984 para ver al índice a niveles similares a los de hoy. Estamos ante la última década perdida por los inversores. No es la primera vez que esto ocurre, en el gráfico de hoy podemos ver la evolución de la rentabilidad acumulada a 10 años en el S&P 500. Al cierre del 2008, utilizando el promedio de diciembre, la pérdida acumulada de los últimos 10 años fue del 26,3%, el quinto peor dato desde 1872. Ante este dato históricamente bajo ¿deberíamos plantearnos comprar renta variable?.

Antes de valorar visualmente el gráfico hay que tener en cuenta que se trata de una media móvil sobre los rendimientos y no una gráfica de máximos y mínimos de mercado, ya que matemáticamente no tienen por qué coincidir. El motivo es que podemos tener un máximo temporal motivado por un aumento en la velocidad de los rendimientos y posteriormente pueden seguir subiendo pero de forma más lenta, lo que provocaría que la curva descendiese a pesar de la continuidad en la tendencia alcista del índice. Como ejemplo se puede apreciar claramente en el máximo del año 1959 (+257,1%) donde el mercado continuó ascendiendo hasta 1972 (13 años) a pesar de la caída de la curva. Por ello considero que este tipo de curvas deben tomarse con cautela a la hora de utilizarlas como herramienta para la toma de decisiones de compra o venta.

Para contrastar la utilidad de este ratio veamos una comparativa de la evolución del índice a 1, 3, 5 y 10 años vista con los 25 mínimos y 25 máximos históricos en la siguiente tabla. Podemos ver como a pesar de ciertas diferencias, no se puede evidenciar un resultado netamente favorable a comprar cuando el ratio es menor que cero que cuando es muy alto si analizamos los datos en su conjunto desde 1872. Por el contrario, si nos fijamos únicamente en el último mínimo (1974) y máximo (1998) los resultados serían totalmente reveladores, indicándonos claros puntos de compra y venta. Para concluir y a la vista éstos datos (y otros) considero que el actual momento puede presentar una buena opción para comenzar a construir nuestras carteras con vistas a largo plazo, pero con paciencia, nunca hay que lanzarse a poner todo el dinero encima de la mesa a una sola jugada, habrán sin duda más momentos buenos donde seguir construyéndola.
Como ya hemos visto en anteriores ocasiones, la rentabilidad a largo plazo de la renta variable está comprobada y es la única inversión capaz de batir la inflación, pero es un camino sinuoso y lleno de peligros en el que debemos decidir meticulosamente el momento óptimo de entrada. Con esto último no pretendo decir que hay que comprar en mínimos, todos sabemos que es imposible, si no hacer una correcta gestión de los riesgos.
bb El efecto devastador de la inflación
23 Mar 2009
Desde hace algún tiempo, son muchas las voces que alertan sobre una nueva etapa hiperinflacionista a medio plazo, derivada de las enormes cantidades de capital que bancos centrales y gobiernos de todo el mundo están inyectando al sistema para reducir los efectos de la actual recesión. Todos somos conscientes que la inflación deteriora nuestras rentabilidades, ¿pero hasta qué punto?. Para ilustrarlo veamos el gráfico del Indice General de la Bolsa de Madrid (IGBM) utilizando el cálculo base 1940 (diferente al actual basado en 1985) comparado con el mismo índice pero deflactado, es decir, descontando el IPC anual. La escala es semilogarítmica y los porcentajes corresponden a la tasa de retorno anual desde el inicio.

Partiendo de 1940, lo que en un principio parece una rentabilidad magnífica a largo plazo (línea roja) se convierte en una clara decepción (línea azul). Evidentemente eligiendo como inicio otro año los resultados podrían ser mejores, pero la intención es mostrar como la inflación se ha comido por completo la rentabilidad de un índice que en 1940 valía 100 y al cierre del 2008 valía 17.272 puntos. En la tabla adjunta podemos ver una muestra en diferentes momentos de la historia donde se muestran las rentabilidades brutas comparadas con las reales descontado el IPC.


Click para ampliar


Desde mediados de los años 90 hemos disfrutado de una baja inflación, lo cual ha coincidido con el mejor periodo alcista en la historia de la bolsa, pero esa misma historia está plagada de momentos inflacionistas. El promedio anual de la inflación en España desde 1940 hasta 2008 ha sido del 7,85%, un promedio realmente alto si lo comparamos con las rentabilidades que históricamente otorgamos a la renta variable. El caso de la bolsa española, a pesar de nuestra historia particular, no es muy diferente del de otros países en cuanto al efecto de destrucción de capital.
La inflación, o mejor dicho el exceso de inflación, es uno de los mayores temores del sistema capitalista y los datos aquí expuestos así lo demuestran. No es casualidad que el Banco Central Europeo tenga como único objetivo, reflejado en su acta de constitución, el control de la inflación (pilar fundamental en la llamada política monetaria) por encima incluso del principio de crecimiento económico.
bb Relación entre desempleo y bolsa
16 Mar 2009

¿Se anticipan las bolsas al cambio de ciclo económico?
La opinión popular sostiene que las bolsas anticipan el cambio de ciclo económico. Personalmente rechazo esta idea. Si bien es cierto que las expectativas son las que hacen mover el mercado, no hay que olvidar que éstas pueden ser acertadas o erróneas, humildes o exageradas, objetivas o interesadas, por lo que al final son los hechos y la constatación de los datos las que dar un verdadero empuje a los movimientos.

Dentro de los indicadores económicos, el desempleo es uno de los que, por motivos estructurales, tienden a retrasarse respecto a otros más dinámicos o ágiles. Si añadimos que socialmente es posiblemente el más importante, creo que conviene ver cual ha sido su relación con las bolsas.
Si comparamos el índice S&P 500 con los datos del desempleo, publicados por la Bureau Of Labor Statistics de USA, podemos observar como existe un desfase entre los datos. Antes de que el desempleo alcance un nuevo máximo temporal, el S&P 500 comienza su ascenso, de forma que no son coincidentes los mínimos de bolsa con el máximo de desempleo como cabría suponer. Se aprecia claramente como el desempleo sigue creciendo durante unos meses mientras las bolsas avanzan.

Click para ampliar

En la tabla adjunta podemos ver la evolución, por etapas, de los diferentes momentos entre mínimos y máximos:

Etapa primera: es el mínimo previo de desempleo. Etapa segunda: muestra los meses en los que el S&P 500 siguió subiendo a pesar de haberse iniciado un ascenso del desempleo. Etapa tercera: marca el periodo de descenso del S&P 500 desde máximos durante el periodo de aumento del desempleo. Etapa cuarta: son los meses en los que sigue subiendo el desempleo desde los mínimos del S&P 500 marcados en la tercera etapa.

Utilizando los promedios, como conclusiones de lo expuesto, cabe destacar lo siguiente:

Click para ampliar

El S&P 500 mantiene las subidas a pesar de que el desempleo hace meses que ha empezado a subir (exceptuando 2 periodos). El S&P 500 inicia la recuperación 8,7 meses antes de que el desempleo alcance su máximo. Esta es posiblemente la interpretación más clara, ya que en todos los periodos analizados ha ocurrido el mismo patrón. Por lo tanto, aunque la bolsa descuente y constate una recuperación económica y comiencen a subir, serán muchos los que sigan sufriendo las duras consecuencias de la crisis económica durante los siguientes meses. Espero que el próximo cambio de ciclo se reduzca esta espera.

bb Histórico Dow Jones Industrial
9 Mar 2009
En el gráfico de hoy podemos ver la evolución del Dow Jones Industrial Averages desde su creación en 1896 hasta febrero de 2009 en cierres mensuales. Para poder ver su evolución de forma realista el gráfico está en escala semilogarítmica. Como ya expliqué en el artículo Predecir el valor del S&P 500, las series históricas de largo plazo pueden ayudarnos a valorar el actual momento de los índices, no como una herramienta de toma de decisión de compra y venta, pero sí como una valoración general de los extremos de mercado.

Si aceptamos que el progreso de la economía es una variable dependiente del tiempo, podremos trazar una recta de regresión para que nos muestre la tendencia. Como podemos ver, la recta de regresión encaja perfectamente mostrándonos los momentos extremos de mercado en función de la desviación del índice respecto a la curva teórica. He marcado las 8 mayores desviaciones de las cotizaciones, 4 por arriba y 4 por abajo, que suelen corresponder con momentos históricos excesivos en las valoraciones.

El crash del 29 se produjo cuando el DJIA cotizaba un 62,6% por encima del valor teórico según la ecuación, mientras que en la burbuja tecnológica del 2000 cotizaba un 63,8% por encima. Al cierre de febrero del 2009 cotizaba solo un 8,59% por encima.
Click para ampliar

Hay que tener en cuenta que las rectas de regresión se recalculan a cada nuevo dato añadido a la serie, por lo que la ecuación presentada en el gráfico cambiará con el dato del próximo mes de marzo, aunque levemente ya que el número de observaciones ya es lo suficientemente grande. Se puede observar como el índice ha pasado largas temporadas por encima o por debajo de la recta, lo que refuerza la idea de que la recta de regresión simplemente nos ayuda a visualizar el momento actual con perspectiva histórica. Como curiosidad, suponiendo que la ecuación se mantenga, el DJIA daría un valor teórico de 7000 puntos en octubre del 2010.

Es en base a estos gráficos a los que se acogen los defensores de la estrategia comprar y mantener, pero el momento seleccionado para abrir nuestras carteras es crucial ya que hacerlo en momentos de exceso optimismo pueden llevarnos a la ruina. La cuestión no debe ser discutir qué estrategia es la mejor, si la de invertir a largo plazo o la de especular a corto, si no cuando es el momento de comprar. Todas las estrategias con una buena metodología son válidas si disponemos de herramientas que detecten buenos momentos de compra y venta.
bb Inversiones a largo plazo
6 Mar 2009
Ahora que lógicamente muchos atacan la estrategia de comprar y mantener, conviene hacer una reflexión. La estructura de nuestras carteras no tiene por que estar diseñada para un único plazo, es perfectamente compatible y recomendable estructurarla con diferentes compartimentos de corto, medio y largo plazo y operar en consecuencia para cada estrategia buscando el market timing adecuado.
Si nos referimos a la cartera de largo plazo, la gran pregunta de fondo es ¿a qué plazo nos referimos concretamente?. Dependiendo del intervalo temporal, un largo plazo rentable puede sobrepasar nuestra propia expectativa de vida. Es lógico pensarlo así, pues en muchas ocasiones los inversores comienzan a construir sus carteras en la madurez de sus vidas, cuando han conseguido la ansiada estabilidad laboral y acumular cierto capital. Así pues, nuestro largo plazo puede convertirse fácilmente en 20, 30 o como máximo 40 años si tenemos en mente como fecha final la jubilación y si ese intervalo coincide con un cambio de ciclo como el actual estaremos tirando el dinero. Por lo tanto, tendremos que tener cuidado a la hora de elegir el momento oportuno del inicio de una cartera de largo plazo. Como ya vimos en el artículo del Riesgo Asimétrico, hasta en el largo plazo hay que utilizar una gestión inteligente, pues recuperar grandes pérdidas iniciales puede convertirse en una pesadilla.
Asumir que es indiferente elegir el momento de abrir nuestra cartera por que se la vamos a dejar a nuestros hijos de herencia y a largo plazo siempre se gana, puede llevarnos a dilapidar todos o gran parte de los futuros rendimientos. Además hay que tener en cuenta el coste de capital y la inflación por lo que entonces nuestra rentabilidad puede ser ruinosa.

Determinar el rendimiento a largo plazo de de un índice dependerá del momento inicial de compra y es realmente subjetivo establecerlo. Como muestra aquí está una tabla de los principales índices mundiales tomados desde el cierre de 1997 hasta nuestros días, incluyendo el resultado para el año 2008. Las cotizaciones están reflejadas en moneda local exceptuando el RTSI.

Click para ampliar

¿Alguien compró un fondo en 1997 que replicara al ISE-100 y lo mantiene aún después del desastroso 2008? Yo no conozco a nadie.
bb Calculo coste real vivienda
5 Mar 2009
¿Cuánto me cuesta realmente mi casa cada mes?

Hace dos o tres años casi nadie pensaba en el coste real de la adquisición de vivienda, encontrar un piso en alquiler era complicado por la poca oferta, la sabiduría colectiva nos decía que los precios seguirían subiendo a perpetuidad, a pesar de las subidas paulatinas del Euribor el dinero seguía siendo barato en términos históricos y los bancos nos financiaban hasta los caramelos del kiosco. Hasta aquí no cuento nada nuevo y que no estéis hartos de oír. Lo que realmente me llama la atención es que una buena parte de los propietarios de viviendas nunca han calculado exactamente lo que les cuesta su casa al año. Todos tenemos grabado en la memoria lo que pagamos por ella y sabemos que fue “un riñón” pero ¿cuánto cuesta un kilo de riñones?.

Para intentar responder me he permitido colgar mi archivo personal de cálculo, que después de retocarlo un poco, creo que puede ser útil. En la tabla se incluyen los gastos totales de adquisición, de mantenimiento y de financiación. Posteriormente se crea una simulación del coste total para un periodo de 10 años vista en función de dichos costes, así como el supuesto de que decidamos alquilarla. Para ello deberemos rellenar los parámetros del Euribor, diferencial de tipos, precio euros/m2, seguros de vida y vivienda, etc. Mención especial para el cálculo tiene el parámetro de “vida útil de la vivienda” ya que no es lo mismo comprar una vivienda nueva que una de segunda mano, las casas, aunque duran muchos años no son eternas y en función de los años de vida el resultado variará sensiblemente ya que el total de gastos se amortiza por el periodo de vida de la vivienda.
El archivo pretende recoger el coste real de la adquisición de la vivienda, no pretende ser un cálculo de rentabilidad. Para el cálculo de rentabilidad, deberíamos estimar variables como el precio futuro de la vivienda e incluir los gastos de venta e impuestos y creo sinceramente que en la situación actual cualquiera ya sabe que durante mucho tiempo no va a ser rentable comprar. Quizá el archivo si pueda ser útil para valorar si alquilar o comprar durante los próximos meses.

Enlace para descargar el archivo Excel:

Hoja de cálculo

En la tabla hay que introducir los valores en las celdas de color azul que representan los gastos y variables, reales o estimados. Por cierto, si alguien detecta algún error o mejora agradecería los comentarios.

bb Crash 1929 Crash 2008
28 Feb 2009
¿Tiene el pasado la respuesta?
Son muchos los economistas, analistas e inversores que comparan la actual situación con la del famoso Crash de 1929, tanto por los descensos de los mercados como por los efectos posteriores que podrían tener lugar y por los orígenes. Matices y opiniones al margen, lo bien cierto es que la referencia del 29 está en la mente de muchos.
Mirando el gráfico la similitud es clara, al menos hasta el momento. Quizá sea por que es posiblemente la única referencia que los mercados tienen o quizás sea por que la probabilidad de que la historia se repita es alta. En todo caso, conviene echar un vistazo al crash del 2007 y compararlo con el pasado más reciente.


Click en el gráfico para ampliar

Desde septiembre de 1929, el S&P 500 perdió un 85% de su valor hasta junio de 1932, empleando 33 meses hasta lograr un suelo definitivo. Si hacemos un pequeño juego de fechas y suponiendo una alta similitud entre las dos crisis, la fecha del próximo suelo de mercado sería julio de 2010. Esperemos que no se cumpla la simetría de fechas y podamos verlo mucho antes. Los datos están tomados como promedios mensuales para una mayor claridad en plazos largos.

Click en la tabla para ampliar

bb Correlación histórica índices mundiales
22 Feb 2009
¿Ha acabado la globalización con la diversificación en la renta variable?

Si algo hemos aprendido durante el último año y medio es que la diversificación entre los diferentes tipos de acciones o índices no ha servido de mucho en un contexto de crisis profunda. El tener 20, 30 o 100 clases de stocks en cualquier parte del mundo no ha podido frenar sensiblemente el desastroso resultado de nuestras carteras, en el mejor de los casos nos tendremos que conformar con batir al índice MSCI World. Son muchos los que tiran a matar contra uno de los principios básicos de la gestión de carteras, aunque no hay que olvidar que la verdadera diversificación es tener presencia en activos de diferente naturaleza. Desde New York hasta Shanghai todos los índices mundiales han sucumbido a esta crisis sistémica que tanto nos preocupa. Si analizamos las bolsas mundiales nos encontraremos un panorama muy similar, caídas y más caídas. El mercado no ha tenido piedad con prácticamente ningún sector ni región, aunque es cierto que unos han caído más que otros. Estamos ante una de las mejores pruebas de que el sistema capitalista ha conseguido implantar la globalización en toda su magnitud. A pesar de algunas excepciones, durante los últimos 10 años las bolsas mundiales se han movido con una excelente sincronización.

Es indudable que la ubicación geográfica, condiciones políticas y características especiales de cada país tiene su importancia, pero esta crisis ha conseguido borrarlas hasta casi desaparecer. En un contexto de globalización junto a la peor crisis desde el 29, el mercado parece entender que tarde o temprano todas las economías sufrirán y por lo tanto nada ni nadie está a salvo, al igual que ha ocurrido con materias primas y monedas. Os propongo echar la vista atrás y testar el mercado para ver si siempre ha sido así, USA sigue siendo el rey y los demás parecen estar dispuestos a seguirle.

El coeficiente de correlación nos ayuda a ver si una magnitud, en este caso el % de variación de un índice, se mueve en sintonía con otra similar. Este coeficiente solo nos indica el sentido de los movimientos (dirección) pero no la intensidad (fuerza) pero es sencillo y muy intuitivo de analizar. El coeficiente se mueve entre 1 y -1. Valores cercanos a 1 indican relación lineal, es decir, ambos índices se mueven en la misma dirección. Valores cercanos a -1 indican que se mueven de forma inversa. Más información: http://es.wikipedia.org/wiki/Correlaci%C3%B3n

Para ello vamos a ver la evolución del Nikkei 225 de Japón, el FTSE All Shares de UK y el All Ordinaries de Australia respecto al S&P 500 durante los últimos 84 años (1924-2008). El gráfico muestra el índice de correlación utilizando una media móvil de 10 años.

Como podemos ver, la tendencia de las últimas décadas ha sido aumentar la correlación positiva entre los diferentes índices mundiales, no podía ser de otra manera.

En el próximo artículo veremos con más detalle la misma gráfica en el periodo 1997-2008.


Click en el gráfico para ampliar

bb Riesgo asimétrico beneficios/pérdidas
12 Feb 2009
El esfuerzo para recuperar nuestras carteras es mayor que nuestras pérdidas.

Comenzar con buen pie nuestras inversiones es crucial. Tanto si operamos a corto como si optamos por invertir a largo plazo manteniéndo siempre posiciones alcistas, los primeros resultados de nuestra cartera marcarán con mucha probabilidad el resultado final de las operaciones. Aunque esta afirmación parece evidente, lo que trataré de explicar y mostrar es el impacto real o la importancia del riesgo asimétrico de ganancias y pérdidas en carteras de valores.
Muchos ahorradores que han mantenido sus inversiones en bolsa, a pesar del huracán, han visto como sus carteras durante el último año se han depreciado entre un 20 y un 60% dependiendo del tipo de activos seleccionados. En la actual fase bajista de los mercados todos desearíamos dejar atrás la pesadilla y volver a ver los índices en positivo durante una larga temporada. Independientemente de que esto ocurra o no, debemos ser conscientes del nivel que debería alcanzar nuestro índice/titulo para recuperar las pérdidas.

El porcentaje es una expresión matemática que nos ayuda a entender una magnitud numérica siendo muy frecuente su uso en el mercado financiero. A finales del 2002, en una emisora muy conocida económica, una oyente preguntaba al analista invitado cuando recuperaría su dinero de un fondo tecnológico en el que había perdido cerca del 80% del capital. El analista le recomendó que dada la situación lo mejor era mantener el fondo según la idea "de perdidos al río" y que era improbable que siguieran bajando tanto. Quizá el analista tuviera razón, pero lo que no le explicó es que su fondo debía subir un 400% para que ella se recuperase, si lo hubiera hecho, la oyente hubiera tenido posiblemente una visión general más real de su delicada situación.
Unos cuantos ejemplos. Una cartera con un 30% de pérdidas, manteniendo los mismos activos, debería subir un 42,86% para volver a eliminar nuestras pérdidas. Como vemos, la subida del activo debe ser mayor que nuestra pérdida para quedarnos a la par. Esto es un riesgo asimétrico y mayor es cuanto mayores sean nuestras pérdidas. Por citar otro ejemplo, nuestro índice debe subir un 150% para recuperar pérdidas del 60%. Este es el motivo fundamental de comenzar bien con nuestras inversiones, pues una pérdida inicial importante puede suponer que tengamos que hacer un esfuerzo extra muy importante para recuperarnos.

Por el contrario, en el caso de una cartera con ganancias del 50%, una caída de nuestro índice/título del 33,33% nos devolvería al punto neutral.
Tablas con el cálculo para diferentes tramos con el % calculado para retornar al punto inicial en una cartera en base 100.

bb El mejor Plan de Pensiones
7 Feb 2009
LA MEJOR OPCION ES ABRIR UN PLAN DE PENSIONES A PARTIR DE LOS 55 AÑOS.

Esta afirmación choca frontalmente con el pensamiento generalizado, tanto de muchos ahorradores como evidentemente de la banca.
Los planes de pensiones deberían ser un vehículo de ahorro diseñado para maximizar nuestro capital. Digo deberían por que realmente no lo son. Desde el establishment financiero nos bombardean con multitud de mensajes similares a piense en su futuro o la mejor forma de ahorrar para su jubilación. Nada más lejos de la realidad. Y no lodigo por que considere que la inversión a largo plazo en los mercados sea una mala elección, lo digo por que es el máximo exponente de como dar nuestro dinero a terceros y perder el control del capital. Si contratamos un plan de pensiones estamos dando carta blanca a la banca para que se lucren de por vida y lo que es peor, estaremos atados de pies y manos a la hora de recuperar nuestro dinero. Por todos es sabido que las gestoras cobran unas comisiones de gestión y administración, en la gran mayoría de los casos, en el límite máximo que permite la ley. Esto no es casualidad, responde a la seguridad que creen tener las gestoras de que el ahorrador se verá tan fascinado por los incentivos fiscales que no prestará atención a estas comisiones injustificadas. Por otra parte, la nueva fiscalidad de los planes obligan a declarar las ganacias como rendimientos del trabajo si se rescata el total del plan, lo que los equipara con los fondos de inversión tradicionales entre los que podemos encontrar comisiones más bajas.

LA DESGRAVACION FISCAL. Este es el plato fuerte del asunto. Una de las grandes tentaciones a la que todos los menores de 50-55 años deberíamos resistirnos es la desgravación fiscal. Todos deseamos que nuestra carga fiscal con Hacienda sea la mínima posible, pero debemos pararnos a pensar en el resultado final antes de depositar nuestro dinero. Por muy goloso que parezca, una desgravación del 24, 28, 37 o 43% sobre el capital aportado a un plan de pensiones es muy relativo. A simple vista ahorrarnos como mínimo 240 euros de 1000 parece una excelente inversión, nada menos que un 24%, máxime cuando nuestro banco nos asegura que además ganaremos a largo plazo la rentabilidad que el propio plan está generando. Bien, pues es un chollo, vamos corriendo a nuestra sucursal.......pero parémonos un momento y hagamos unos simples cálculos.

Supongamos que tenemos 35 años y un tipo impositivo del 28%. Despues de varios años decidimos hacer caso al director de nuestra oficina bancaria que insistentemente no habla del sunto. Hacemos una primera imposición de 1000 euros y obtendremos un ahorro fiscal del 0,933% ....¿como?.... ¿donde está el ahorro fiscal del 28%?. Lo que se nos había olvidado es que el ahorro fiscal hay que contabilizarla hasta nuestra edad de jubilicación, supuestamente a los 65 años, que es el tiempo que nuestro dinero permanecerá depositado. ¿Acaso creemos que Hacienda nos va a regalar un 28% así de fácil?. Por lo tanto el ahorro/beneficio hay que trasladarlo durante todo el espacio temporal hasta que lo recuperemos. Para el ejemplo anterior el cálculo es:

28/30 (desgravación/años hasta jubilación)= 0,933%

Como vemos obtenemos menos del 1% real de incentivo. No pretendo menospreciar este regalo que Hacienda nos da a cambio de que entregemos nuestro dinero a la entidad gestora. Pero el caso es que me resulta muy poco atractivo teniendo en cuenta el resto de inconvenientes.

Por lo tanto y en base al cálculo anterior, la solución ideal es sencilla. Vamos a convertir nuestro plan de pensiones en un depósito a plazo fijo de alto rendimiento y sin riesgos. ¿Como? reduciendo el tiempo que nuestro dinero esté invertido en el plan de pensiones, lo que significa que cuanto más tardemos en abrirlo mejor.

Si queremos invertir en renta variable, para la mayoría de ahorradores es más razonable invertir en fondos de inversión con moderadas o bajas comisiones y mantener parte de su capital en depósitos o deuda pública esperando a los 55 años donde retiraremos esta parte de liquidez y los meteremos en un plan de pensiones en la modalidad de mercados monetarios estables. Suponiendo que nuestro poder adquisitivo siga intacto veamos un pequeño ejemplo de cálculo de rentabilidad:

Un 8,2% TAE no está nada mal, aunque tendremos que adaptar nuestra estrategia a los tipos oficiales que rijan en cada momento. A esta rentabilidad proporcionada por la desgravación, debemos añadir la generada por el propio plan, que evidentemente será pequeña. Para optimizar esta rentabilidad deberemos elegir una gestora con la comisión más baja para este tipo de plan. Con todo esto podríamos disponer de un verdadero depósito de alto rendimiento y sin apenas riesgos.

Si simulamos la misma tabla pero comenzando a los 58 años obtendremos mejores resultados. Solo nos queda esperar a que no modifiquen las leyes y que nos acompañe la salud para poder llegar a tiempo.

Este RSS ha sido visto veces
Pagina procesada en 0.5 segundos.
Social Links para este blog
meneame
delicious
technorati add
digg
facebook
co.mments
magnolia

 
 
Vota el blog
(1 voto-diar IP)
visitas recibidas visitas
votos recibidos votos
fecha de alta
Tematica

Añade a tu lector de Blogs

ADD BLOGLINES add bloglines
ADD GOOGLE add google
ADD YAHOO add yahoo
ADD GATOR newsgator
ADD NETVIVES add netvives
add newsblog
add free dict
add rojo
add myaol
add myMSN
add NB


  En blogsdebolsa.com tienes:
Directorio de Blogs de Bolsa y Finanzas
 
- Blogs de Bolsa
- Blogs de Forex
- Blogs de Finanzas Personales
- Blogs de Warrants
- Blogs de Otros
Top Sites de Blogs de Bolsa y Finanzas
   
 
twitter
 


directorio de blogs - blogs de bolsa pon tu icon y gana visitas en tu blog
blogs de bolsa pon tu icon y gana visitas en tu blog

Zona RSS
Seguir la feed RSS por mail:

   Subscribe in a reader

Seguir la feed RSS por mail:

- by FeedBurner

 

 

 

 

 

 

 

 

Directorio de Blogs y sites financieros Top Blogs Tool RSS feeds Recursos para bloggers
Directorio-Portada
Blogs de Bolsa
Blogs de CFD´s
Blogs de ETF´s
Blogs de Divisas Forex
Blogs Finanzas Personales
Foros de Bolsa
Blogs de Warrants
Blogs de Otros
 
inscribirse en el directorio de Blogs
 
Ir a top de Blogs
Inscribirse en el TOP de Blogs
 
Portada de Directorio de RSS
inscribirse en el directorio RSS
 
Blogs de Recursos para Webmasters
 
 
s5Blogs de Bolsa